• LeMerk

Tu Comida está Causando la Desertificación del Planeta...

Hola!


Ayer escribí una entrada en el blog donde te contaba sobre el documental de Netflix que explica como toda la industria alimentaria del mundo está causando en buena parte el cambio climatico que sufrimos actualmente en todo el planeta. Hoy quiero contarte un poco más acerca del fenómeno de la desertificación y cómo cada vez que vas al supermercado a comprar tu comida estás contribuyendo con el mismo.



Para entender mejor este fenómeno debemos adentrarnos un poco en la historia de la agricultura moderna. Nuestros métodos de siembra modernos se basan en un arado mecánico profundo que pretende "aflojar" el suelo para que la semilla pueda alojarse de una forma más segura y permanente, a la vez que se garantice que el mismo reciba eficientemente todos los insumos químicos que se le añadan.


Sin embargo, las últimas investigaciones nos demuestran que este método NO es el más efectivo y tiene efectos profundos en la biodiversidad del suelo. Los microorganismos del suelo lo son todo...gracias a estos puede ocurrir una correcta asimilación de los nutrientes, incluido el satanizado carbono, que mezclado con oxigeno forma un gas invernadero. En síntesis, un arado mecánico genera la erosión masiva de nuestros suelos, una evaporación del agua y por ende también del carbono.


Y ni hablar de los sistemas de ganadería extensiva en los cuales ni siquiera se aprovecha la materia orgánica generada por el estiércol de los animales. Grandes hectáreas deforestadas para albergar: monocultivos que sirvan de alimento al ganado o corrales permanentes. Animales hacinados, estresados, hormonas de crecimiento, excedentes de estiércol por todas partes...un desastre.


Pero el modelo de la naturaleza es muy diferente. El ganado puede ser aliado maravilloso para secuestrar el carbono que hemos emitido a la atmósfera y devolverlo a su lugar natural: el suelo y las plantas. ¡Pero el modelo no es la ganadería extensiva! El modelo debe ser la rotación de pastizales donde no se sobre explotan los terrenos. Es una relación simbiótica donde los animales pastan y al tiempo fertilizan las praderas. Sin estrés para el ganado, sin hormonas, sin hacinamiento.


¿Ya te diste cuenta? Este modelo es sostenible pero requiere de un sacrificio de todos. Es innevitable...debemos comer menos carne y probablemente esto signifique comprarla a un mayor costo. Es el sacrificio de un placer delicioso pero por el bien de todos. Y la alternativa pasa por una realidad que hemos tenido los humanos desde siempre: ¡comer más verduras y frutas! Este es el modelo sostenible que ha funcionado desde siempre. Pero nosotros alteramos el equilibrio solo para darnos más placer y llenar las cuentas bancarias de las grandes empresas. La pregunta es ¿habrá valido la pena cuando veamos todas nuestras tierras desiertas y ya no haya suficiente alimento para todos? Esto sin mencionar los demás efectos del cambio climático.


Como decía un profesor que tuve de la universidad: "el cambio climático se arregla solo con un cambio cultural". Un cambio que parte por ser más conscientes de lo que comemos y donde lo compramos, de favorecer lo producido de forma ecológica y respetuosa con el ambiente. De incluir una mayor diversidad de verduras y frutas que presionen los mercados para reducir el peso económico que actualmente tienen los monocultivos...En fin. Debemos volver a las raices y encontrar nuevamente nuestro lugar en este mundo.




Por esta razón creamos LeMerk! Es nuestro grano de arena para que todos podamos encontrar nuevamente nuestro camino como administradores de este grandioso planeta. Empieza hoy el cambio! Cambia lo que comes!


Un abrazo,


Fabián Pineda

4 vistas